5.10.09

La última noche…

Avanzaba la noche, lloviznaba y se escuchaba quedito en el techo, no hacía frío pero estaba helada no menos que un trozo de hielo, mi mente era un torbellino de pensamientos y mi corazón un mar enfurecido de sentimientos, te acordás vos de esos momentos? Uf, pues yo si y cada que recuerdo el correr de aquellos minutos que por más que intentamos secuestrar para que no llegara el amanecer, fue imposible, seguían su rumbo.


Me acurruqué entre tus brazos sollozado, suplicando que se detenga el mundo en este instante, que no llegue mañana, porque en el fondo sabíamos que era la última noche juntos, y no paramos de hacernos promesas, de sentirnos uno al otro, nuestros cuerpos fundidos en uno solo, juramos que no era la última noche si no la primera de muchas que vendrían y nos juramos amor eterno aquella noche, te acordás vos? Yo si.


Quedó atrás la agonizante y eterna noche, el día llegó, dispusimos a hacer un resumen de esos días, nos mentíamos mostrándonos serenos, y por dentro destrozados, sabíamos lo que vendría luego, en un par de horas maletas sobre la cama, millones de besos y palabras de despedida, lágrimas y mucho dolor nos consumía, y luego lo inevitable el avión no esperaría asi que cada uno a su sitio de nuevo, tengo un recuerdo fotográfico de esos minutos de aquellos últimos, y vos?

Esa última noche, fue en realidad el inicio del final, un largo y durísimo final que prolongamos meses y meses, porque no hemos querido cortar de tajo ese hilo, como el cordón umbilical que nos unió en aquellos días de febrero y que son solo recuerdos ya, pero si te acordás vos? Porque yo vivo esa noche todas las noches de mi vida, en mis sueños no te vas, te quedas aquí conmigo para siempre.



2 dejaron huella:

Ligia dijo...

A veces los recuerdos nos mantienen la esperanza mucho tiempo, hasta que el dolor de ese recuerdo se nos va olvidando.
Me gustó mucho el texto, Gotita. No entendí lo que me dices de que no puedes poner lo de las firmitas en mi blog.
Te dejo mi email por si me lo quieres mandar allí:
livaex@yahoo.es
Abrazos

Gotita dijo...

El día a día con los recuerdos es lo más difícil de sobre llevar, pero a la vez es lo que me da fuerzas para seguir viviendo, y el seguir sonando que un dia aquellos dias van a volver para cambiar el dolor en felicidad.

OK te mando a tu correo lo que te dije. Besos...